Your address will show here +12 34 56 78
Pintura
Si estás pensando en cómo pintar muebles de madera, pintar muebles antiguos o incluso restaurar muebles, puedes echar un vistazo a éste artículo y podrás resolver tus dudas con nuestros consejos.

Cómo escoger el tipo de pintura para madera

En primer lugar hay que conocer que existen diferentes tipos de pinturas, clasificadas en:  pinturas de interior y de exterior.

La pintura de interior: Como su mismo nombre indica, es la que utilizamos en los interiores ésta contiene más brillo, está ideada para soportar rozaduras, no tienen durabilidad ante el sol o la humedad y sobre todo, manchan más a la hora de adherirlas.

tipo de pintura para interior

Existen diferentes modelos según su mezcla.

  • Pinturas plásticas. Pudiendo ser llamada pintura de caucho y se distingue por ser una pintura que se le permite el lavado ya que este tipo es soluble en agua, es de fácil aplicación y se seca con rapidez.
  • Pinturas al aceite. A diferencia de la plástica, ésta tiene un proceso más lento a la hora del secado pero su desenlace será en una resistencia y brillo espectacular además de tener una fuerte y sólida capa que nos beneficia al darle una larga duración, puede ser empleada en exteriores.
  • Pinturas al agua. Es una pintura básica que es capaz de diluirse con el agua, sus mayores ventajas es que su olor no es fuerte, se seca con bastante rapidez y puede tener distintos acabados.
  • Barniz. Este material se emplea para darle un acabado y brillo pero a su vez le aporta una resistencia y una propiedad impermeabilizante para evitar desgastes. Existen varios tipos de barniz como el mate, satinado, brillante o el impregnante anti termitas.

Pintura de Exterior: A diferencia de las pinturas de interior, están químicamente fabricadas para lograr resistir ante el sol, la lluvia y humedad, por lo que son perfectas para pintar fachadas. También es importante saber que este tipo de pintura son capaces de la protección de fachadas ante insectos ya que la mayoría incluyen pesticidas, por lo que es nada aconsejable aplicar dicha pintura en el interior. Nos podemos topar con varios modelos de pintura según su combinación:

  • Pinturas de emulsión reforzada. Es una pintura especial hecha con base de resina pudiendo ser fortalecido con un material llamado polvo de mica para unos resultados que sean mantenidos ante la destemplanza.
  • Pinturas antihumedad. Contienen un material capaz de crear una especie de protección ante humedades y exposiciones al moho.
  • Pinturas vinílicas.  Es aquella que se emplea para lugares con mucha concentración de vapor, incluye resina sintética como material.


Pintar muebles antiguos: pasos a seguir 

Tirar algo a la basura es siempre una última opción. Al pintarlo constantemente podremos darle un aspecto renovado. Sin embargo, antes debemos observar si está barnizado y en un estado deteriorado o si es de madera y está sin tratar. En el primer caso podemos utilizar una pistola de calor, con ella podemos derretir la pintura o el barniz anticuado.

En el caso de que la madera esté sin tratar solo habrá que lijarlo hasta dejarlo suave y más tarde utilizar una pintura de imprimación. Una vez terminado el proceso ya podemos pintarlo. La pintura blanca para madera es la más recomendada para pintar muebles antiguos en los cuales se pueden aplicar pintura a la tiza.

¿Qué es la pintura a la tiza o chalk paint?

La pintura a la tiza o como ahora conocida “chalk paint” es un estilo de pintura bastante sencillo de usar y perfecto para la restauración de algunos muebles que tengamos por casa. Aplicable en ejemplos de áreas como en metales, maderas, piedras, arcillas, yeso y plásticos con un acabado fantástico.


Trucos o consejos para restaurar muebles con chalk paint 

Antes de nada, la pintura a la tiza no solicita haber sido previamente lijada ya que tiene una buena adherencia. Pero existen diversos casos en que es preferible su acción.

Se debe realizar cuando se encuentra con variedad de capas de pintura ya que el chalk paint es intensa y puede aumentar el material. También conviene hacerlo cuando exista desperfectos en el mobiliario.

Es importante observar si algunos trastos han sido aplicados con algún tipo de barniz, porque cuando usamos pintura a la tiza con un tipo de barniz pueden aparecer manchas. Para evitar dicho caso deberemos de darle una imprimación.

Sus acabados

Una vez aplicada la pintura a la tiza deberemos de realizarle un acabado para su protección podemos aplicarle los siguientes:

  • Craquelado. Es una técnica que se aplica añadiendo una capa de base sintética en la cual se seca lento y una encima de pintura de base acuosa la cual se seca más rápido, así obtenemos este efecto en el cual aparecen unas pequeñas grietas.
  • Decapado. Con ésta técnica podemos conseguir un final vintage o incluso rústico, para ello hay que emplear dos colores, uno para el fondo y otro para el resaltado, como fondo podemos emplear azules, verdes, rojos… todos ellos intensos; y para el resaltado un blanco roto, gris, crema…
  • Encerado. Un buen encerado será perfecto para nuestro mueble pintado a la tiza ya que le aplicamos una gran capa protectora, además que le da un lustroso brillo.

Aquí te dejamos un vídeo con cuatro formas de aplicar estos acabados:

0

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies