Your address will show here +12 34 56 78
Pintura
Si vas a pintar tu casa tú mismo, seguramente te habrás informado, buscado en google “cómo pintar la casa”, “colores para colores para pintar una casa” y muchas preguntars por el estilo.  ¡Tranquil@! En BPP queremos ayudar con una guía en la que te contamos todo lo que necesitas.

¿Por dónde empezar? Lo primero que deberemos tener en cuenta es la consulta del parte meteorológico, aunque pienses que solo vas a pintar el interior y no te va a afectar en un día lluvioso y húmedo, la pintura no secara igual que en un día seco y te puede retrasar en tu planificación.

Material necesario para pintar la casa

Se organizado y metódico, que necesito para empezar los trabajos…

  • Sábanas o edredones viejos y plásticos grandes.
  • Cajas de cartón y revistas o periódicos viejos, así podrás cubrir el suelo y evitaras tener que limpiar demás después.
  • Cinta de tipo carrocero, esto te será muy útil, para fijar cualquier aislante de los anteriores mencionados.
  • Un poco de masilla no iría mal, pero ojo con venirse arriba si no eres un manitas, si ves que es demasiado déjalo en manos de profesionales.
  • Brochas, pinceles y rodillos, el tamaño deberá ir en consonancia con la superficie y tamaño de lo que vayas a pintar.
  • Papel de lija y una pequeña espátula te harán falta para limar la masilla.
  • Trapos: en cualquier lugar donde se lleve a cabo una obra o remodelación no pueden faltar…
  • Una buena escalera, a ser posible de aluminio que pesan menos, pero que sea segura.


Colores para pintar una casa

Sin duda la más popular de las pinturas es la pintura alguna, te contamos algunas de las ventajas de su uso;

  • Se seca muy pronto (tan solo unas horas), con lo que podrás ir probando y pintando nuevas capas en muy poco tiempo.
  • Huele más suave: El hecho de que no haya disolventes hace que el olor de la pintura sea menos fuerte y duradero.
  • Son fáciles de lavar, bastará un trapo limpio húmedo y un poco de jabón y  paciencia y comprobaras que las manchas salen con relativa facilidad.
  • También son menos tóxicas, como no tiene disolventes, la misma pintura no resulta tan nociva de respirar en su manejo como las que sí lo llevan y además  los rodillos, brochas etc. son más sencillos de limpiar durante o después de los trabajos.

Algo que ya hemos comentado en anteriores posts es que el color no suele ser exactamente igual de la paleta de colores, lo ideal es por un lado tener en cuenta la decoración que ira con esos colores, si hay luz natural o artificial y cómo le afecta, etc. y puedes empezar por una pared dejar que seque la pintura y comprobar el resultado, evitarás frustraciones y disgustos.

En contra de lo que mucha gente piensa no es imprescindible dar más de una capa de pintura, esto siempre depende de la calidad de la misma, si compras una pintura de calidad (lo cual te recomendamos), no necesitarás dar más de una capa de pintura, invertir en una buena pintura es una buena idea, por otro lado guarda un poco  de esa pintura por si algún día tienes que conseguirla en el mercado, te resultará útil.

Planificamos cómo ordenar el espacio para pintar 

Lo ideal es que la estancia esté vacía, pero si tenemos muebles pesados que no podemos o no queremos sacar, lo ideal es agrupar los muebles en el centro de la habitación y taparlos bien para evitar manchas y lo mismo con enchufes, marcos etc., deberemos protegerlos bien para evitar mancharlos.


Cómo pintar mi casa 

Una vez esté todo tapado ya podemos lanzarnos a pintar, pero por donde empiezo?, lo normal es empezar por el techo, así evitarás que las gotas pudieran manchar las paredes si empiezas antes por estas últimas. Tomate tu tiempo, Roma no se conquistó en 2 días, así que mantén una postura cómoda y no te pegues el palizón en un solo día o a acabaras reventado y posiblemente lesionado.

Cómo pintar el techo 

Debes comenzar por las esquinas y después pasar el rodillo, para ello debes contar con un rodillo extensible que te permita ir más rápido y cómodo.  

Cómo pintar las puertas 

Lo primero elimina las bisagras, la manilla y todo aquello que suponga un estorbo, después algo muy importante es pintar en capas muy finas y si te salen gotas deberás quitarlas con otra brocha diferente, ojo si usas un rodillo, este no debería soltar pelos, para finalizar lo ideal es aplicar una capa de barniz lo que le dará eses brillo y conseguirás un atractivo acabado. Aquí va un vídeo para que puedas hacerlo paso a paso:


Cómo pintar las paredes y el pasillo 

Empezamos por las esquinas después continuamos con el resto, siempre de arriba abajo y con el rodillo bien escurrido, esta parte es la más sencilla, lo complicado es acertar con el color, recuerda que para un pasillo los colores intensos no son aconsejables, estos últimos resérvalos para espacios más amplios, apuesta por tonos más claros que aportan amplitud o algo más tostados que aportan más calidez al ambiente, respeta el tiempo que tarda en secarse la pared y recuerda hacer pruebas antes para no arrepentirte.
0

Pintura

A la hora de redecorar una vivienda o una habitación, proporcionar una nueva capa de pintura con un color diferente es una opción muy recomendable. Sin duda, una mano de pintura es uno de los efectos más importantes de decoración. Sin embargo, antes de ponerte con la brocha o el rodillo, o de contactar con los profesionales a los que encomendar el trabajo de pintar una habitación, conviene tener una serie de consejos en cuenta.

Se trata de crear algo que no choque con el resto de la decoración de la casa. Un acierto con las pinturas para las paredes puede ser una manera realmente fácil de dar a una habitación una sensación diferente. Sin embargo, equivocarnos con el color,  el tipo de pintura, la tonalidad o incluso la técnica de acabado puede arruinar todos nuestros objetivos.  Por eso, a continuación vamos a darte una serie de consejos sobre lo que necesitas tener en cuenta para conseguir el color correcto para las paredes de tu habitación a la primera.

6 consejos para pintar una habitación

1. Pruébalo primero

No es aconsejable utilizar un color de pintura que no conozcas sin probarlo antes. No confíes en las tarjetas de color impresas, los colores que has visto las pantallas de un ordenador, el color del estaño o el color de la pintura húmeda. Todas estas apreciaciones, aunque útiles en un primer momento, pueden inducirnos a error. Ocasionalmente se pintan cartas de colores que, por supuesto, son más fiables que las impresas.

Pide a la empresa en la que vayas a confiar que te muestre el color ya aplicado en un material correspondiente a tu pared.


2. Prueba colores


La única manera de tener una idea exacta de cómo funcionará un color en particular en una habitación en concreto, es pintar las paredes y dejar que se seque. Porque lo ideal es que vivas con un color durante al menos unos días para que puedas verlo con diferentes luces y a diferentes horas del día. Un color puede tener un aspecto diferente en luz natural y luz artificial, e incluso en diferentes tipos de luz artificial.

3. Escoge el blanco correcto


Hay muchos tonos diferentes de blanco, y la mayoría de las emulsiones blancas puras brillantes son, de hecho, blanquecinas. Una vez más, es aconsejable probar un poco primero porque no hay manera de saber qué tono de blanco se está obteniendo a menos que se esté muy familiarizado con la pintura. Por eso lo aconsejable siempre es confiar en una empresa de pintura especializada.

4. Ten en cuenta la orientación de la habitación


Es posible que desees tener en cuenta la orientación que tiene una habitación dependiendo de la elección de los colores de la pintura. Las habitaciones orientadas al norte pueden ser un desafío porque la luz es fría y azul, por lo que debes evitar los colores con una base gris o verde y considerar los amarillos y los neutros cremosos para una sensación más clara y alegre.

Las habitaciones soleadas y orientadas al sur son mucho más fáciles, ya que la mayoría de los colores funcionan, pero la luz natural puede ser muy brillante en un día soleado, así que tenlo en cuenta. Las habitaciones orientadas hacia el oeste también son fáciles de decorar (los blancos funcionan especialmente bien, mientras que las habitaciones orientadas hacia el este se adaptan mejor a los azules y verdes).



5. Por supuesto, los accesorios y muebles también cuentan

Otras cosas pueden afectar a la elección de los colores de la pared, como el color del suelo, los muebles y los accesorios. También si utilizas la habitación a una hora determinada del día principalmente, y si desea crear una sensación oscura y de intimidad, una sensación luminosa y aireada, o algo intermedio. Si no estás seguro de lo que quieres, las paredes pintadas son una buena manera de disfrutar de una cantidad limitada de color en una habitación y no son difíciles de volver a pintar si cambias de opinión.

6. El tamaño importa

El tamaño de la habitación que queremos pintar es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de decidir tanto el color de las paredes como el estilo y los muebles. Las habitaciones más pequeñas podrían beneficiarse de la utilización de colores brillantes, ya que esto las hace parecer más espaciosas. Por otro lado, los colores más oscuros y cálidos hacen que las habitaciones excesivamente grandes parezcan más pequeñas y acogedoras.

Aprendiendo a escoger los mejores colores y pinturas para nuestra casa

Es importante tener en cuenta que una habitación determinada no tiene que ser de un solo color. De hecho, añadiendo cambios de tonalidades en colores brillantes darás un toque distintivo en el diseño de la habitación. Estos se pueden hacer en una sola pared o en un solo lado de la habitación. De esta forma, tendrás un detalle visualmente distinto con el que trabajar a la hora de elegir los muebles.

Estos cambios de tonalidades en el color pueden ser tan atrevidos y extravagantes como quieras, pero recuerda que no deben chocar con el resto de la habitación, sino complementarla.

0

Utilizamos cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies